Prepare su bolsillo para asumir una deuda inmobiliaria

Prepare su bolsillo para asumir una deuda inmobiliaria

Muchos costarricenses materializan su sueño de construir o tener casa propia por medio de un préstamo bancario.

Sin embargo, para calificar por uno es necesario cumplir con una serie de requisitos y formar parte de un perfil que valora, entre otras cosas, el ingreso mensual y la capacidad de pago de los solicitantes.

Para llegar al objetivo final de tener vivienda propia, las personas deben organizar sus ingresos con tiempo y, también, ser estratégicos. Antes de tomar la decisión de solicitar un préstamo bancario, es importante que realicen un autoanálisis de sus finanzas.

Se debe calcular el ingreso mensual neto, es decir el salario que obtiene después de las deducciones de ley: cargas sociales e impuestos, por ejemplo.

Seguido, es necesario calcular los gastos mensuales fijos, así como el pago a deudas adquiridas previas, ya sean tarjetas de crédito o de vehículo.

La cantidad de dinero que le quede “libre” después de realizar las fórmulas anteriores será decisivo para conocer si usted está en condición de adquirir un crédito.

Según el sitio www.finanzasconproposito.org para tener un balance financiero, lo ideal es que el endeudamiento mensual –una vez asumida la deuda de casa– no supere el 40% del total de los ingresos netos mensuales.

Las primas se convierten en otro punto a tomar en cuenta al solicitar un préstamo de vivienda, ya que la mayoría de entidades financieras solicitan de un 10 a un 20% del total del costo. O, en otras palabras, financian el 80 o 90% del valor de la vivienda o construcción.

Contar con este porcentaje de dinero ahorrado le ayudará a tener acceso a las diferentes opciones crediticias de los bancos y, a su vez, le disminuirá el valor que se debe pagar en la cuota mensual del crédito.

Calcule su presupuesto

- Ingreso mensual neto (salario bruto menos deducciones de ley: cargas sociales e impuestos de la renta).

- Porcentaje de gastos mensuales respecto al ingreso neto.

- Porcentaje de endeudamiento mensual (incluye pagos mínimos de tarjeta de crédito) actual respecto al ingreso neto.

- Porcentaje de ahorro mensual respecto al ingreso neto.